Un llamado a la calma realizó la ministra de Salud Carmen Castillo, ante la alta demanda por dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla y que es requerida por las personas que viajan a Brasil.
La autoridad ante las filas de personas en clínicas privadas, pidió paciencia ya que hay 8 mil dosis disponibles, que se suman a otras tres mil que arribaron la semana pasada. Si la demanda sigue creciendo, dijo que se encargarán nuevas dosis.