El ministro Andrés Chadwick destacó el procedimiento, indicando que "la ley hace un llamado de atención a que no se puede vivir en Chile de forma irregular".


El Gobierno confirmó este jueves la expulsión de 51 ciudadanos colombianos que mantenían diversas condenas y antecedentes penales.

Según explicó el ministro del Interior, Andrés Chadwick, de la totalidad de implicados, 48 son hombres y tres mujeres, quienes fueron derivados a su país de origen en un avión de la FACH, sumándose al otro procedimiento ejecutado hace un mes que consistió en la salida de personas con destino a naciones limítrofes.

Chadwick detalló que 31 de los señalados fueron sacados del país por resolución judicial, "esto quiere decir que estaban privados de libertad y cumpliendo condenas", mientras que los 19 restantes fue por términos administrativos.

Sobre estos últimos, consignó que "hay personas que estaban en situación irregular y otros con prontuarios penales vigentes".

"La ley hace un llamado de atención a que no se puede vivir en Chile de forma irregular", destacó el secretario de Estado, agregando que de momento no existen otras expulsiones programadas.