Carlos Díaz, presidente del Colegio de Profesores: “Hoy día está en riesgo el retorno a la presencialidad”.

El presidente del Colegio de Profesores planteó que los desafíos para el próximo Gobierno de Gabriel Boric está en generar las condiciones para que los estudiantes vuelvan a las escuelas. Por lo que consideró que los lineamientos del futuro mandatario serán “vacíos” en la medida que no existan políticas públicas para aquello.

Carlos Diaz profesores

Es en medio de la compleja situación sanitaria que atraviesa el país- cuyos índices de contagios han roto récords esta semana- que sigue siendo materia de discusión la posibilidad de regresar a las clases presenciales, pese a la resolución del Ministerio de Educación que fijó su obligatoriedad para el próximo dos de marzo.

Precisamente, el futuro titular de la cartera, Marco Antonio Ávila, se refirió a esta situación y comentó que, pese a estar de acuerdo en poner el foco en el retorno a la presencialidad, “la obligatoriedad queda puesta de este Gobierno, lo que sí podemos hacer desde el 11 de marzo es repensarla”, en conversación con Tele13 Radio.

Sobre esto, el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz, dijo que “indudablemente, seguimos sosteniendo que la presencialidad es irremplazable, en que hay que hacer todos los esfuerzos en conjunto con las comunidades educativas y escolares, para dar las garantías, la tranquilidad y la confianza a las y los apoderados para que puedan enviar a los niños a la escuela”.

Sin embargo, apuntó a la complejidad del escenario, debido al aumento de los casos por Covid-19, criticando que frente a esto “tampoco hay ninguna medida por parte de la actual autoridad para revertir esta situación. Hoy día está en riesgo el retorno a la presencialidad, porque los padres si no ven medidas concretas que se conversan con ellos, obviamente no van a enviar a los niños”.

“Nosotros queremos volver a las escuelas, queremos la presencialidad, nos parece que hay que hacer todos los esfuerzos para ello, pero en diálogo y resolviendo los problemas que hay en cada establecimiento educacional, para que efectivamente esta presencialidad se haga real”, enfatizó.

Asimismo, el dirigente se refirió al reciente estudio del Ministerio de Educación que da cuenta sobre el impacto de la pandemia en la empleabilidad de los estudiantes. Dicho informe reportó que por primera vez en 10 años aumentaron los escolares que trabajan, alcanzando un 4,9% a nivel nacional durante 2020.

Al respecto, el líder el Magisterio destacó la necesidad de que el Estado y las familias puedan generar las condiciones “para que ese niño o niña vaya a la escuela, que es el lugar donde deben estar y no tengan que estar trabajando. Creemos que es fundamental y se lo vamos a plantear así al ministro de Educación, en cuanto nos reunamos con él, generar un plan para enfrentar el rezago estudiantil y recuperar los aprendizajes perdidos durante todo este tiempo”.

Bajo ese contexto, comentó que frente a las expectativas en torno al futuro ministro de Educación “valoramos en su momento el hecho de quien sea nominado en la cartera sea un profesor. Nos parece algo muy importante, pero no es lo único. No basta con que solo sea un profesor para tener garantizado de que efectivamente se van a tomar las mejores políticas en el sector”.

“Creo que a partir de las declaraciones que ha planteado, ha resaltado la necesidad de trabajar mancomunadamente y en diálogo con los docentes, con las comunidades, con el Colegio de Profesores, pero la verdad es que tendremos que ir viendo en el terreno, en la práctica, en las decisiones que se van tomando como para poder tener una posición más formada respecto de lo que pueda ser su quehacer”, aseveró.

En cuanto a las definiciones del Presidente electo, Gabriel Boric, en materia educacional, donde ha resaltado la premisa de que “los colegios tienen que ser los últimos en cerrar y los primeros en abrir”, el líder del gremio de los profesores manifestó que “a mí lo que me parece que hace es dar un titular, que podemos estar todos de acuerdo, pero eso la verdad es que es un poco vacío si no va acompañado de políticas y propuestas concretas para generar las condiciones para ese retorno”.

Por ello, afirmó que “aquí no podemos cometer los mismos errores que ha cometido el actual Gobierno que, dando a conocer un decreto de que en tal fecha se inician las clases, se pretenda que las madres, padres y apoderados van a mandar a los niños a la escuela. Queremos que la presencialidad sea real, no solamente para el 20% o 15% como ha ocurrido actualmente, donde los niños que asisten son muy pocos en comparación con el universo de cada unidad educativa”.

Por otra parte, sostuvo que “hay una gran preocupación por parte del profesorado respecto de cómo va a continuar el tema del trabajo. Aquí hay una afectación importante por lo que han sido estos dos años de pandemia, en donde los docentes en realidad han dado todo, incluyendo recursos económicos para poder llevar a cabo el trabajo en las distintas unidades educativas, hay un desgaste importante de lo que esto ha significado, pero está el compromiso y la decisión de apoyar por sobre todo a nuestros estudiantes y fundamentalmente de lograr recuperar los aprendizajes perdidos durante todo este tiempo”.

Finalmente, el dirigente manifestó su rechazo a las clases híbridas, calificándolo “como el peor de todos los sistemas”.

Según expresó Díaz, “eso lo han demostrado estos dos años de pandemia, donde el sistema híbrido pedagógicamente hablando no es ningún aporte o solución al problema. Nosotros apostamos a generar las condiciones para el retorno a la presencialidad, creemos que es eso es lo que hay que trabajar. Vamos a tener que saber convivir con este virus, eso es una realidad, pero en ese sentido creemos que hay que buscar los caminos que resuelvan que en los colegios tengamos verdaderamente condiciones seguras y eso significa dialogar y resolver los problemas existentes en cada territorio”