Ministro de Educación por clases presenciales: Desconexión que tiene el Colegio de Profesores es muy fuerte

"Una cosa son los docentes, los profesores en todo Chile, y una cosa muy distinta son las declaraciones que hace la directiva del gremio", recalcó Raúl Figueroa.

Además, señaló que "lo que hay que hacer es generar confianza" y eso es algo que no lo está haciendo actualmente el magisterio.

Ministro de Educación por clases presenciales: Desconexión que tiene el Colegio de Profesores es muy fuerte. 

Esto en la previa al inicio oficial de las clases que este año, a diferencia de los últimos dos, será completamente presencial a nivel nacional.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, aseguró que lo que hay que hacer "es generar confianza" para que los estudiantes retornen a las clases presenciales y que, en esta línea, las declaraciones del presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz, "no contribuyen en eso, están desconectadas de las necesidades del país". 

Declaraciones cruzadas se han generado las últimas semanas entre el titular de Educación y el presidente del magisterio, quien critica el protocolo sanitario del Mineduc para que los alumnos y alumnas retornen a las aulas, entre ellos, no resguardar los aforos al interior de las salas de clases. En esta línea, la semana pasada, Díaz aseguró que "hay una decisión política del Gobierno saliente de tratar de dejar la situación lo más caótica posible, porque la verdad es que no se logra entender". 

En esta línea, en conversación con Cooperativa, Figueroa dijo que "es delirante pretender que estamos haciendo esfuerzos por enfermar a la población, y me imagino que nadie podrá darle crédito a esas declaraciones, y alguien que está en condiciones de declarar eso pone en duda todo el resto de sus acciones". 

Además, explicó que "una cosa son los docentes, los profesores en todo Chile, y una cosa muy distinta son las declaraciones que hace la directiva del gremio. Los profesores han estado permanentemente comprometidos con este esfuerzo, el hecho que los colegios hayan terminado abiertos (el año pasado) fue, entre otras cosas, porque los profesores estaban dentro de esos colegios colaborando para ese propósito".

Por lo que el ministro indicó que "a estas alturas, y creo que las declaraciones de la futura autoridad también lo demuestran, la desconexión que tiene el Colegio de Profesores en esto es muy fuerte, no han logrado captar lo importante que es hacer el esfuerzo para que la presencialidad sea exitosa y estar en sintonía con lo que los profesores también desean, entonces yo siento que ahí hay una desconexión muy fuerte".

"Este mismo argumento es el que se utilizó -por ejemplo- cuando yo fui acusado constitucionalmente (...) que no prosperó, que fue promovida directamente por el Colegio de Profesores, bajo el mismo argumento, de que esto era por poner en serio riesgo la vida de la ciudadanía y, en la práctica, mientras se veía la acusación, los colegios abrían y terminaron todos abiertos y los niños asistiendo a clases", refutó. 

Recalcando que "lo que hay que hacer es generar confianza, las declaraciones del presidente del Colegio de Profesores no generan ninguna confianza, no contribuyen en eso, están desconectadas de las necesidades del país, del consenso técnico, de la experiencia que Chile ha acumulado, y creo que están fuera de sintonía de lo que las familias buscan". Finalmente, el secretario de Estado subrayó que "es muy difícil en el fondo tener el diálogo con alguien que sistemáticamente se niega a sentarse a la mesa". 

MAGISTERIO RESPONDIÓ
Desde el gremio de los profesores, el presidente Carlos Díaz continuó esta jornada con sus críticas y dijo que el protocolo para el retorno a las clases fue "inconsulto, sin preguntar la opinión ni la perspectiva ni los puntos de vista que tienen los trabajadores de la educación, ni las comunidades educativas; no va en la línea de lo que nosotros veníamos pidiendo".

"Aquí lo central y fundamental es que todos queremos la presencialidad, queremos volver a clases presenciales, pero queremos volver no sólo para el 20-30% de los estudiantes, como ocurrió el año pasado, ni tampoco solamente por un par de semanas", añadió. 

Por su parte, el gobernador metropolitano Claudio Orrego participó en una actividad en un establecimiento educacional de la comuna de Maipú, donde revisó las medidas sanitarias y, en ese lugar, insistió que "no podemos postergar más el retorno físico de los estudiantes a la sala de clases, esto es urgente no sólo del punto de vista pedagógico, también de salud mental y de sociabilidad de nuestros niños, niñas y adolescentes. Es muy importante que todos los papás y las mamás entiendan que aparte del riesgo de la pandemia, que existe y que tenemos que enfrentar, también existe el tremendo riesgo de que aumente la brecha educacional".